Razones por las que utilizar el cargador OptiMate Lithium para baterías de litio

Razones por las que utilizar el cargador OptiMate Lithium para baterías de litio

Se ha comprado la moto de sus sueños. El fabricante afirma que funcionará mejor con la gasolina de mayor octanaje disponible en donde quiera que se encuentre. Aun así, usted se las arregla para llenar siempre el depósito con la gasolina de bajo octanaje más barata que encuentra. ¡Venga ya!: 87 está cerca de 93 y unos cuantos puntos de octanaje no pueden suponer una diferencia de rendimiento, ¿no?

¿Se trata de una situación probable? NO. ¿Pensarían que está loco si lo hiciese? SÍ. 

Entonces, ¿por qué es probable que se compre una batería de litio cara y de calidad, que funciona a alta tensión, y que sin embargo la cargue y efectúe su mantenimiento con un viejo cargador de plomo-ácido diseñado para baterías plomo-ácido que funcionan a una tensión más baja? ¿Está seguro de que un voltio no puede marcar la diferencia?

Pues así es, pero usted no tiene la culpa, ya que a los compradores de baterías de arranque de litio se les ha ofrecido información falsa a partir del siguiente supuesto: dado que la batería de litio sustituye a la de plomo-ácido en el vehículo, seguro que deberá cargarse del mismo modo.

Lo cierto es que NO.

Desafortunadamente, esto ha provocado que más de una batería de litio se haya estropeado prematuramente y que muchos motoristas hayan pasado a formar parte de la lista de «antiguos usuarios de baterías de arranque de litio decepcionados».

Aclaremos el tema: las baterías de plomo-ácido y las de litio ÚNICAMENTE funcionan igual en el vehícuo dentro del intervalo de 13 a 14,4 V. Por debajo de dicho intervalo, las cosas cambian: una batería de litio (LiFePO4) está cerca del 0 % a 12,8 V y ya no le queda potencia útil que suministrar, mientras que, a esa misma tensión, una batería plomo-ácido AGM sellada está a carga plena (de 12,7 a 12,9 V).

Si quiere que su batería de litio extremadamente ligera funcione según lo previsto, deberá cargarla con un cargador de baterías de litio.

Razones por las que debe cargar su batería de arranque de litio con el OptiMate Lithium. (PDF)

Los cargadores de baterías Optimate Lithium se han diseñado especialmente para mejorar el rendimiento de las baterías de litio. En TecMate, hicimos los deberes sobre la tecnología de baterías de arranque de litio en 2010: conocemos a los aficionados a los deportes de motor (nosotros también lo somos) y sabemos cómo pueden llegar a tratar sus baterías. A partir de esas investigaciones y de nuestra experiencia, diseñamos la gama de cargadores que mejor funcionan con baterías de litio y que le ayudarán a recuperar su batería cuando se haya olvidado de efectuar el mantenimiento y esta se haya agotado.

¿Qué hacemos diferente y por qué?

Recuperación de una batería de litio de baja tensión: NO existen cargadores de plomo-ácido que puedan RECUPERAR de un modo efectivo una batería de litio descargada por debajo de 8 voltios. De hecho, pasará lo contrario: lo más probable es que el cargador de plomo-ácido destruya una batería de litio tan débil. Un cargador de plomo-ácido está diseñado para proporcionar intensidad alta a baja tensión, justamente lo contrario de lo que necesita una batería de litio al descargarse por completo. Una batería de litio por debajo de los 8 voltios se encuentra en un estado desequilibrado y sensible, y sus celdas tienen resistencias diferentes; aplicar intensidad alta desarrollará tensiones diferentes en las celdas y es probable que la más débil desarrolle una tensión demasiado alta que destruya dicha celda y provoque un cortocircuito. Por tanto, quedarán tres celdas, cada una ellas con sobretensión, de modo que enseguida no quedará ninguna. 
El modo SAVE (recuperación) del OptiMate Lithium se ha desarrollado siguiendo un proceso exhaustivo de investigación y desarrollo sobre la recuperación de forma segura de celdas de litio de baja tensión. Si una celda ha sufrido daños durante una grave descarga, el OptiMate Lithium lo detectará y detendrá la carga, lo que evitará una sobrecarga innecesaria de las celdas en buen estado o un sobrecalentamiento de la batería.

Carga correcta de una batería de litio: un hecho que nadie puede poner en duda es que las baterías de litio son sensibles a la tensión y no pueden aceptar más que su tensión nominal máxima. La tensión de carga máxima ideal de la celda LiFePO4 es de 3,6 V (correspondiente a 14,4 V por cada batería de cuatro celdas). Algunas celdas avanzadas pueden aceptar una leve sobretensión durante periodos breves, de hasta 3,65 V por celda (correspondiente a 14,6 V en el vehículo). A partir de ahí, las celdas se convierten rápidamente en auténticos «calefactores» y se destruyen. 
El modo de carga multifase del OptiMate Lithium ha sido diseñado especialmente para recargar las baterías de litio únicamente hasta el 100 %. Su excepcional modo de ecualización de pulsos elimina la necesidad de equilibrar las celdas de manera individual.

Mantenimiento de una batería de litio: las baterías plomo-ácido cuentan con un drenaje interno superior que precisa una carga continua para mantenerse al 100 %. Los mantenedores de carga de plomo-ácido están diseñados para este fin. Las baterías de litio cuentan con un drenaje interno muy bajo, de modo que no necesitan un mantenimiento continuo. De hecho, este debilitará la batería con el tiempo. Una vez que la batería está totalmente cargada (100 %), no puede ni debe seguir recibiendo carga. La mejor práctica es cargar la batería hasta el máximo y únicamente recargarla cuando el nivel de carga haya bajado un poco del 100 %.
El modo de carga de mantenimiento del OptiMate Lithium lo hace automáticamente: controla el nivel de carga de la batería y únicamente suministra carga cuando la batería lo necesita.

Aquí puede encontrar los cargadores OptiMate Lithium.